Guanacaste

Refugio de Vida Silvestre Isla Bolaños

El Refugio de Vida Silvestre Isla Bolaños, está situado en Bahía Salinas, dentro del distrito Cruz justo en el cantón del mismo nombre, en la provincia de Guanacaste. La isla se encuentra justo en el límite marítimo entre Costa Rica y Nicaragua, razón por la cual en el año 2016, el gobierno nicaragüense reclamó la copropiedad de la isla ante Corte Internacional de Justicia de La Haya. Proceso legal que no prosperó dado que se comprobó que Bolaños está dentro de la zona marítima costarricense.

Esta isla cuenta con un terreno irregular pedregoso, conformado por capaz de rocas sedimentarias que tienen una antigüedad de 40 millones de año. Debido a la naturaleza del terreno, no abunda demasiada vegetación, es más, en su mayoría los árboles que presenta Bolaños son propios de los hábitats de bosque muy seco y de tamaño mediano, razón por la cual, durante el verano quedan completamente desnudos, porque todas sus hojas se caen.

La principal importancia del Refugio de Vida Silvestre Isla Bolaños, es la gran cantidad de aves marinas que usan la isla como centro de anidación. Incluso, existen dos especímenes que solo se reproducen en esta área como lo son ostreros americanos y las tijeretas de mar.

Principales Atractivos turísticos del Refugio de Vida Silvestre Isla Bolaños.

 

La isla de Bolaño, es parte del Parque Nacional de Santa Rosa, desde aquí usted puede tomar una lancha o también puede pagar un paseo desde Puerto Soley. Si va entre los meses de diciembre a marzo, se le impedirá el acceso a la isla, para evitar molestar a las aves que se encuentran en periodo de anidación, pero se le permitirá realizar la observación de la misma desde el bote en el cual se traslada. El resto del año si puede pasear por su terreno pedregoso, aunque el lugar no cuenta con senderos, ni señalizaciones de ningún tipo. Para visitar el Refugio de Vida Silvestre Isla Bolaños, se debe pedir un permiso o autorización por parte del Servicio de Parques de Costa Rica.

En la parte este, del refugio hay una pequeña playa en la que puede pasar la tarde en familia bañándose, caminado por la orilla  realizando un pequeño picnic. El lugar no cuenta con área de camping, por lo que a visita solo dura una breve cantidad de tiempo, y tampoco es recomendable quedarse hasta las horas en la que sube la marea, porque parte de Bolaños tiende a quedar por debajo de las aguas.

Otro dato interesante, es que dependiendo la época del año en que se embarque hacia Isla Bolaños, podrá disfrutar de unos tipos de aves y no de otros. Por ejemplo, durante los meses de enero y febrero, podrás avistar pelicanos, pero si va entre noviembre y junio las aves que predominarán serán las fragatas. El lugar es muy bonito aunque algo inhóspito, pero si usted es un ornitólogo apasionado o un fotógrafo de la vida natural no puede dejar de visitar este maravilloso destino de Costa Rica.

Categorías