A dónde ir Actividades al Aire Libre Entretenimiento Playas

Reserva Biológica Isla del Caño

Se trata de una pequeña isla ubicada en el Océano Pacifico a unos 20 km. de Bahía Drake y justo frente al Parque Nacional Corcovado en la Península de la Osa. Su extensión no supera las 300 hectáreas terrestres, pero a nivel acuático esta reserva cuenta con 2.700 hectáreas marinas, plagadas de los más hermosos corales y una vasta variedad de fauna acuática, digna de admirar en vivo.

Otra de las curiosidades que resguarda la Reserva Biológica Isla del Caño, son importantes piezas arqueológicas, debido a que en tiempos precolombinos esta zona fue utilizada como cementerio indígena. En el lugar predominan piezas de cerámica y artefactos líticos, pero lo que más llama la atención tanto a foráneos como costarricenses son las esferas típicas del Diquis, perfectamente esculpidas.

En cuanto a la fauna, la isla cuenta con muy pocas especies terrestres, entre las cuales destacan el zorro cuatro ojos, algunos murciélagos, varios tipos de ratas, culebras, ranas y algunos reptiles. En lo que respecta a las aves, en el Caño solo veras 10 especies de pájaros, una cantidad muy inferior a lo que se suele observar en otros parques de Costa Rica. Pero lo que si impresiona es la riqueza de sus océanos, donde se pueden ver los arrecifes de coral, una amplia variedad de peces, estrellas, erizos, delfines y dependiendo de la temporada, hasta ballenas.

Actividades que se pueden realizar en la Reserva Biológica Isla del Caño.

 

Al tratarse de una isla, la mayoría de las actividades están relacionadas con el mar. Pocas cosas se pueden realizar en la parte terrestres, pero aun así vale la pena recorrer el parque a través de sus senderos. Entre las actividades más destacadas de la reserva tenemos:

  • Practicar el buceo:

    Como hemos repetido ya varias veces, lo impresionante de este parque no se encuentra en la superficie, sino en sus fondos marinos. Las paredes de corales deIsla del Caño, son hermosamente asombrosas y la vida acuática que gira alrededor de ellas, sinceramente no tiene paragón. Este lugar está plagado de diversidad de peces de colores, anguilas, manta rayas, delfines y uno que otro tiburón. Pero no se preocupe, los guías ya tienen experiencia en la zona y le llevarán justo a las áreas más seguras y de mayor belleza. Para los buceadores expertos, existe un sitio de inmersión que seguro les encantará, hablamos de Bajo del Diablo, un área cargada de interesantes especímenes y formaciones rocosas.

  • Hacer snorkel:

    Si no eres de los que se emocionan con la idea de sumergirse en las profundidades del océano, no te preocupes, el buceo superficial o snorkel, también brinda un conjunto de atractivos para quienes lo practiquen, sobre todo en estas playas donde la flora y fauna marina proliferan.

  • Camping:

    La Reserva Biológica Isla del Caño, permite a los visitantes quedarse una temporada acampando en su territorio, pero a diferencias de otros parques costeros, en ella no se aconseja colocar las carpas en la orilla de la playa, porque durante la noche, justo cuando la marea crece, varias de las playas desaparecen bajo el agua. Por esta razón el área de camping se encuentra cerca de la estación de los guarda parque, donde están a su disposición los servicios de agua potable, baños y ducha.

Categorías