A dónde ir Buceo Flora y Fauna Paseos Diarios Puntarena Vida Silvestre

Reserva de Vida Silvestre Curú

La Reserva de Vida Silvestre Curú es una hacienda privada que se ha dedicado a la conservación y explotación sostenida del área ubicada en la región sureste de la Península de Nicoya. Fue fundada en el año 1933 por Federico Schutt quién se dio a la labor de crear la primera zona de conservación de Costa Rica.

Curú es una reserva pequeña, cuya extensión no abarca más de 60 hectáreas de superficie terrestre, empezando en la línea de pleamar entre las puntas Quesera y Curú. El lugar es totalmente privado, ya que se trata de una hacienda en la cual las personas pueden hospedarse y realizar varios tours turísticos dentro de la zona.

La hacienda Curú, cuenta con una amplia variedad de especies tanto a nivel de flora como de fauna, entre las que se encuentran más de 232 especies de aves, 78 especies de mamíferos, 87 de reptiles, 25 anfibios y más de 500 especies de plantas. Además, dentro del refugio se desarrollan proyectos de ganadería, eco-turismo, reintroducción y rescate de animales, así como agricultura sostenible.

Principales actividades que puede realizar dentro de la Reserva de Vida Silvestre Curú.

 

  • Caminatas: Curú

    cuenta con varios senderos de fácil acceso y en excelente estado, en los cuales podrá apreciar gran variedad de animales y plantas como monos, venados, tucanes y guacamayas, entre otros. Todos los caminos son muy sencillos, como para llevar niño y personas de la tercera edad sin ningún problema, incluso individuo con cierto nivel de limitación motriz podrían transitarlos, no existe riesgo alguno de perderse, pero si desea contratar un guía, esto sería una excelente opción para aprender mucho más sobre la hacienda Curú.

  • Cursos y prácticas de buceo:

    El personal de la hacienda trabaja bajo los estándares del PADI, es más, tienen derecho a dictar cursos de diferentes niveles para certificar tanto a buceadores con experiencias como ha novatos. Si usted es amante de este increíble deporte, debe saber que en la Reserva de Vida silvestre Curú, le podrán enseñar buceo profundo, buceo en corrientes, buceo nocturno, navegación submarina, identificación de especies marinas, rescate de personas, rescate de objetos hundidos y el curso de aprobación para ser guía submarino e instructor de buceo para otras personas.

  • Paseos para la Isla Tortuga:

    Diariamente se realizan paseos desde playa Curú a isla Tortuga, el recorrido no toma más de 10 minutos en lancha con motor fuera de boda, pero durante el recorrido, no solo se le llevará hasta este increíble hábitat marino, también se ofrece el servicio de nado con snorkel en aguas pocos profundas pero cargadas de una belleza sin precedentes, para que se deleite con los arrecifes de coral y una amplia cantidad de animales acuáticos.

  • Paseos en kayaks:

    Dentro de la reserva usted podrá alquilar dos tipos de kayaks de acuerdo a su gusto y experiencia en el deporte, están los que son abiertos y los que son cerrados. También contará con un guía que lo llevará a conocer las mejores zonas de avistamiento de animales y rutas divertidas para remar. Incluso existe un paseo que se conoce como el tour de bioluminiscencia, se trata de navegar al atardecer hasta la playa Quesera y disfrutar de la puesta del sol, pero cuando llega la noche se puede observar en el agua destellos producidos por organismos que reaccionan al movimiento, a este fenómeno se le conoce como bioluminiscencia.

Categorías