Vida Silvestre

Reserva Silvestre Gandoca-Manzanillo

El refugio de vida silvestre Gandoca-Manzanillo, fue creado en el año 1985 gracias a los esfuerzos de los pobladores de la zona, que deseaban detener la deforestación del bosque por parte de las industrias madereras.

La reserva está ubicada al suroeste de Costa Rica, en el cantón de Tálamanca en la provincia el Limón, exactamente en el distrito de Sixaloa. Cuenta con una extensión 3.833 hectáreas, que combinan tanto tierra como playa y mar. Una de las peculiaridades de Gandoca-Manzanillo, es que se trata de una reserva de tipo mixto, es decir, hay áreas estadales y áreas completamente privadas, gracias esta combinación el refugio se ha logrado mantener a lo largo de los años.

Sus principales atractivos son las playas de arena amarilla que se encuentran resguardadas por numerosos cocotales, que sirven de refugio tanto a los animales como a las personas. Esta vegetación, también atrae a las principales aves marinas de la región y a las tortugas marinas durante su periodo de desove.

 

Principales atracciones  de la Reserva Silvestre Gandoca-Manzanillo.

 

Hablamos de un parque que combina de maravilla sus dos hábitats principales como lo son la playa y la selva. Todos los senderos te permiten apreciar estos dos tipos de paisaje de una forma magistral y sus miradores de seguro te cortarán el aliento y te obligarán a sacar más de un foto del lugar. Pero no todo en la Reserva Silvestre Gandoca-Manzanillo, es simplemente admirar, existe una amplia variedad de actividades recreativa que los visitantes pueden hacer, para pasar una temporada divertida en el pueblo de Manzanillo o en la ciudad de Limón.

  • Paseos en bote:

    Si eres de los que ama explorar las costas, realizar avistamiento de delfines o simplemente disfrutar del aire marino, entonces debes probar los paseos hasta Punta Mona, Gandoca o el río Sixaola, donde tendrás la oportunidad de observar las tres especies de delfines que hacen vida en esta región, como lo son el delfín nariz de botella, el delfín manchado y el delfín más pequeño de todos el tucutxi. De seguro, pasaras una excelente tarde rodeado de estos simpáticos y juguetones mamíferos acuáticos.

  • Practicar snorkel:

    Si lo tuyo es más bien disfrutar de los espacios marinos de las profundidades, una excelente alternativa es nadar con snorkel, sobre todo porque en Gandoca-Manzanillo hay cerca de 5 kilómetros cuadrados de arrecife, donde hacen vida una amplia variedad de fauna silvestre. Nuestra recomendación es que te compres una cámara que se pueda sumergir en el agua, para poder captar cada momento que dures paseando en el fondo marino.

  • Paseos en kayak:

    Bien sea que te guste remar a la orilla del mar o por medio de quebradas de agua abundante, lo cierto es que pasaras una tarde interesante, donde la combinación de esfuerzo físico del kayak y avistamiento de aves y mamíferos silvestres, te brindarán un espacio en el cual relajarte y conectarte con la madre naturaleza en todo su esplendor.

  • Degustar un sabrosísimo pargo rojo:

    Al terminar la tarde lo mejor será cerrar tu jornada con uno de los platos típicos de la zona, que no es otro que el popular pargo rojo en salsa caribeña, un delicioso manjar que te dejara chupándote los dedos.

Categorías

EnglishPortugueseRussianSpanish